Vilnius Lituania en invierno: qué empacar, ver y hacer

El invierno llega temprano en Vilna, la capital de Lituania. Sin embargo, la mayoría de la gente está de acuerdo en que Vilnius es un lugar agradable para visitar en invierno y se ve especialmente encantador con un velo blanco. Además, el ritmo de la ciudad no se desacelera, excepto en los días más fríos y las vacaciones de invierno ofrecen actividades emocionantes para visitantes y locales. Un viaje a Vilna en diciembre, enero o febrero puede ser ideal si está preparado para el clima invernal.

Clima

Las temperaturas varían en Vilnius durante el invierno, y los días más cálidos rondan el congelamiento. Los días más fríos pueden descender hasta -25 C (-13 F). Sin embargo, con la marcha correcta, incluso -10 C (+14 F) o -15 C (+5 F) es tolerable. Vilnius no suele tener viento, pero pueden caer varias pulgadas de nieve en un corto período de tiempo.

Que empacar

Es probable que nieve y hielo en Vilnius durante el invierno. La mayoría de las personas usan abrigos de piel de oveja o gruesos, guantes o mitones bien aislados y gorros de piel. Las cuadrillas de carreteras mantienen los pasillos salados y salpicados de arena, lo que ayuda a la tracción, pero los parches helados ocasionales en los pasillos se vuelven traicioneros, especialmente en la noche cuando son menos visibles. Aunque las mujeres de la zona caminan con confianza con tacones, las botas de nieve con suela de goma son más prácticas y seguras.

Empaque ropa de abrigo práctica, pero no olvide las prendas de vestir que se pueden colocar en capas. La ropa interior de invierno de seda y lana es fácil de empacar y te mantendrá abrigado incluso cuando estés haciendo turismo por horas. Los calcetines calientes son imprescindibles, especialmente si el hielo y la nieve cubren las pasarelas.

Eventos de invierno

Vale la pena participar en los eventos durante la temporada de invierno en Vilna. Los mercados navideños de Vilna se instalaron a principios de diciembre y el árbol de Navidad en la Plaza de la Catedral es una gran adición al paisaje urbano. Los conciertos están disponibles casi a diario en varios lugares de la ciudad. Mercados, actuaciones y la aparición de Santa Claus completan los eventos navideños.

La víspera de Año Nuevo en Vilna puede ser tan ruidosa o tan tranquila como se desee. Los clubes comienzan a vender boletos para sus fiestas a principios de mes, aunque eso no les impide cobrar tarifas de entrada exorbitantes en la puerta el 31 de diciembre.

El 13 de enero es un día conmemorativo de la lucha por la independencia que culminó con un violento ataque de las fuerzas rusas en 1991. Las ceremonias y la entrada gratuita al Museo de Ocupaciones y Luchas por la Libertad,  ubicado en la antigua sede de la KGB, marcan este día.

Y para divertirse un poco,  Uzgavenes , la versión lituana de Carnival, tiene lugar durante el mes de febrero.

Cosas que hacer en invierno

Diciembre, enero y febrero ofrecen una variedad de actividades para los viajeros. Los museos de Vilna ofrecen un respiro del clima frío, al igual que los cálidos restaurantes que sirven comida lituana y bares con buena cerveza lituana en el menú.

La cultura musical en Vilnius también está activa durante la temporada de invierno, con lugares que ofrecen espacio para presentaciones para conciertos, conjuntos musicales y solistas. Para quienes gustan de las actividades al aire libre, una caminata a la Colina de las Tres Cruces o deslizarse en trineo por las laderas del Parque Vingis es solo un par de opciones para disfrutar del clima invernal.

Los mercados relacionados con eventos festivos como Navidad y Carnaval son excelentes lugares para comprar recuerdos únicos.

Consejos para viajar en invierno a Vilna

Debido a que el invierno es una estación lenta para viajar a Vilnius, el viaje a la capital lituana se puede planificar de manera más espontánea que durante los meses de verano. Al final de la semana, es importante hacer reservas en los mejores restaurantes de la ciudad, y en Navidad y Año Nuevo, la planificación anticipada es esencial.

Durante este tiempo, es posible que también desee visitar las otras ciudades capitales del Báltico, a las que se puede acceder fácilmente a través de los servicios de autobús , tren o avión.

  • Add Your Comment