Jalan Tokong, Malasia: un paseo por la «calle de la armonía» de Malaca

Decir que Malacca es una de las ciudades más ricas en historia de Malasia solo cuenta la mitad de su historia.

Malacca está tan arraigada en el presente como en el pasado: las antiguas casas de culto en este sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO son tan populares entre los devotos como lo fueron en el apogeo de la Malacca colonial .

Simplemente eche un vistazo a la » Calle de la Armonía » en Malaca, conocida formalmente como Jalan Tukang Emas, pero también conocida como Jalan Tokong (Calle del Templo) de Malaca : los fieles de las comunidades étnicas locales adoran en sus respectivos altares de forma regular, casi sin cambios. en fervor a lo largo de los años.

La devoción alcanza su punto máximo durante sus respectivas vacaciones : el Templo Sri Poyyatha Vinayagar Moorthi se convierte en un foco principal de las celebraciones hindúes locales de Thaipusam o Deepavali, lo mismo para la Mezquita Kampung Kling durante el Ramadán o el Templo Cheng Hoon Teng durante el Año Nuevo chino .

No tiene que visitar durante un festival importante para ver estos templos uno al lado del otro (y sus devotos aún fervientes) en su mejor momento: en cualquier tarde soleada de Malasia , puede pasar por Jalan Tokong para descubrir cada uno de estos lugares para ti.

¿Por qué lo llaman la «calle de la armonía»?

La parte de la «armonía» de la calle proviene de la historia de Malasia como un país multicultural con rupturas ocasionales entre culturas.

A diferencia de Occidente, la raza sigue siendo un elemento oficial de la vida cotidiana en Malasia. Lo que eres permanece íntimamente ligado al origen de tus antepasados ​​y a lo que cree tu tribu. La mayoría malaya y algunas comunidades indias tamiles se suscriben al Islam; Los indios tamiles se suscriben principalmente al hinduismo, mientras que la comunidad china, enraizada en el taoísmo y el budismo, hoy se suscribe a una diversidad de tradiciones religiosas.

Las relaciones entre estas comunidades no siempre han sido suaves. Los disturbios raciales en la década de 1960 han llevado al compromiso político de hoy, donde la comunidad china económicamente privilegiada concede privilegios políticos a los malayos . De ahí el valor de la «Calle de la Armonía»: muestra la tolerancia histórica religiosa y cultural de Malaca, con la esperanza de desactivar cualquier explosión relacionada con la raza en el futuro.

Templo Cheng Hoon Teng: dedicado a las «Tres Enseñanzas» chinas

La comunidad étnica china en Malaca estuvo una vez dirigida por un poderoso «Kapitan Cina» (capitán chino) designado por las autoridades coloniales europeas.

Uno de los kapitanos más influyentes de Malaca dejó una marca indeleble al encargar el Templo Cheng Hoon Teng en 1645; Los kapitanos posteriores ampliaron y mejoraron el templo durante las siguientes décadas. El nombre se traduce como «Nubes claras», en relación con la Diosa de la Misericordia Guan Yin, a quien está dedicado este templo.

Cheng Hoon Teng fue concebido como un foco de adoración para las Tres Enseñanzas que formaron la base de la sociedad china: el confucianismo, el taoísmo y el budismo.

Construido temprano en la era colonial, creado por expatriados chinos, el templo equivale a un pedazo de China en un país extranjero: artesanos de las provincias chinas de Guangdong y Fujian diseñaron y terminaron el templo como un ejemplo de arquitectura del sur de China, sin ninguna aparente influencia de las culturas locales.

Buscando la ayuda de Guan Yin en los altares de Cheng Hoon Teng

Dejando a un lado la edad antigua de Cheng Hoon Teng, este templo chino confuciano sigue siendo uno de los más populares en Malasia, no es de extrañar dada la vibrante comunidad étnica china que todavía llama hogar a Malacca.

Los lugareños convergen regularmente en Cheng Hoon Teng para pedir ayuda, pedir adivinación para resolver sus problemas o presentar sus respetos a sus antepasados.

Después de pasar el patio delantero, se encontrará con la sala de oración principal, dividida en tres altares. Las imágenes en oro lacado sobre los tres altares representan episodios de la vida del Buda.

El altar central lleva la imagen de Guan Yin, la Diosa de la Misericordia y la patrona del templo. Guan Yin es una deidad importante para los taoístas y budistas: como Guan Yin es un Bodhisattva de compasión, los budistas Mahayana rezan en su altar por misericordia, invocando su ayuda en tiempos difíciles.

Parto seguro, negocios exitosos solicitados en altares laterales

A la izquierda de la efigie de Guan Yin se encuentra el altar combinado de la Reina de los Océanos Mazu (protectora de los pescadores; tradicionalmente invocada para viajes seguros), y Jin Hua Fu Ren (diosa de la fertilidad; tradicionalmente invocado para embarazos seguros por mujeres pesadas con niños) .

El altar a la derecha de Guan Yin (en la foto de arriba) es popular entre los empresarios que rezan por el éxito de sus empresas. Los dioses masculinos en este altar combinado representan la deidad Kwan Ti, el dios de la guerra y el patrón de la justicia, y Tai Sui, el dios de la riqueza .

El zumbido de la actividad alrededor de los altares te dice que las imágenes aquí no son meras piezas de museo. Siguiendo eones de tradición, los malayos daoístas chinos todavía vienen aquí para orar por ayuda o para expresar gratitud por la ayuda divina.

Ayuda en tiempos difíciles; buen negocio; viajes seguros; y un parto exitoso: después de todo, estas son preocupaciones que nunca pasan de moda.

Tabletas de piedra históricas en el templo Cheng Hoon Teng

Párate detrás de la cámara principal del templo y encontrarás hileras sobre hileras de estelas (tabletas talladas con personajes), y las primeras datan del siglo XVII. La estela más antigua expresa su agradecimiento a Kapitan Cina Lee Wei King por donar tierras para un cementerio chino.

El mismo Lee Wei King donó la tierra en la que se construyó este templo: Cheng Hoon Teng extiende más de 49,500 pies cuadrados de bienes raíces, sin contar la tierra al otro lado de la calle donde se realizan óperas chinas durante los días de obligación.

Las numerosas influencias culturales de la mezquita Kampung Kling

A diferencia del Templo Cheng Hoon Teng, la Mezquita Kampung Kling, a pocos metros de la calle, abarca un motín de múltiples influencias culturales.

Construida en 1748 para servir a la comunidad musulmana Chitty (comunidad étnica india Peranakan) que se estableció en este vecindario durante la era colonial holandesa, la mezquita Kampung Kling revela un enfoque estético más sincrético, con claves de diseño tomadas de fuentes europeas, chinas, hindúes y malayas.

Al igual que muchas mezquitas malayas o del sudeste asiático, Masjid Kampung Kling sigue un plano de planta cuadrado. El techo muestra su lealtad a diseñar señales de la región, como el techo de tres niveles típico de las mezquitas malayas.

El número de niveles designa tres relaciones importantes innatas a la humanidad: la parte superior simboliza la fe en Alá, la mitad simboliza las relaciones entre individuos y el nivel más bajo simboliza una relación con la naturaleza. ( Fuente )

El techo está coronado por una mastaka , un adorno común a las mezquitas de Java en Indonesia. Una mastaka también corona el minarete (visto detrás de la mezquita principal arriba), pero el diseño escalonado se remonta a una estupa china.

Lávese aquí antes de rezar, mezquita Kampung Kling

Una fuente detrás de la Mezquita Kampung Kling tiene un propósito práctico: los fieles musulmanes deben lavarse antes de rezar en una mezquita, y los devotos en la Mezquita Kampung Kling se detienen aquí antes de entrar al área alfombrada de oración.

Inmediatamente detrás del área de la fuente se encuentra un pequeño cementerio, reservado para dignatarios y maestros musulmanes.

Azulejos falsos previenen el robo en la mezquita Kampung Kling

Los detalles minuciosos inundan casi todas las superficies abiertas de la Mezquita Kampung Kling; Incluso los escalones y las paredes están cubiertos de cerámica bellamente pintada.

In the Age of Sail, European trading ships used to ballast themselves with heavy ceramic tile from the Netherlands. Upon arrival in Malacca, the ships would unload their ballast and sell the lot, contributing to the beautifully-tiled homes and public buildings around Malacca’s Chinatown and historic quarter.

Kampung Kling also boasted of plentiful tile surfaces, but its wide-open access meant that thieves sometimes got to the precious old tile.

After a recent renovation, most of the more easily accessible surfaces were stripped of the old tile; the tiles that now adorn the Kampung Kling Mosque are almost exact copies of the old surface, with tiny stamped serial numbers betraying their more recent provenance.

Entrance to the Sri Poyyatha Vinayagar Moorthi Hindu Temple

The easternmost of the three temples on the Street of Harmony caters to Malacca’s Hindu population, the descendants of Tamil Indian immigrants brought here by colonial powers.

Like Cheng Hoon Teng and the Kapitan Cina who ordered its construction, the Sri Poyyatha Vinayagar Moorthi Temple was also the brainchild of a parallel Kapitan, the appointed leader of the Chetty (Indian) Hindu community: Thaivanayagam Pillay, who spearheaded the construction of a temple for his faith community on a parcel of land donated by the Dutch colonial government.

Long isolated by time and distance from their home communities in southern India, the Chettys who built the temple incorporated European influences into the architecture. The gopuram, or gateway tower, lacks the rich, riotous decoration of its counterparts in the subcontinent. The tower feels more European than Indian: arched niches and molded edges recall only the general shape of its inspiration.

Worshiping a Remover of Obstacles at Malacca’s Top Hindu Temple

The “Vinayagar” in the temple’s name refers to the elephant-headed Hindu god Ganesha, revered as the “remover of obstacles” and lord of learning. “Poyyatha”, on the other hand, refers to the divine blessings given to devotees who pray at this temple with utmost sincerity.

Both names indicate the value of the temple to those who visit: a source of consolation, an outlet for supplication, and a beacon of hope for those who have so little of it left.

Hindu priests at the temple intercede for worshippers, so long as the proper forms are followed.

Los fieles traen una bandeja de plata con las siguientes ofrendas: una guirnalda de flores, un coco entero y plátanos. El sacerdote toma el lote y se lo ofrece a Ganesha en oración; luego regresa al adorador, rompe el coco y acepta los plátanos. El adorador lleva las flores de regreso a casa para colgarlas en su altar personal.

El culto a Ganesha es un asunto familiar en el Templo Sri Poyyatha Viyanagar Moorthi: junto a la estatua negra de Ganesha Vinayagar en el altar central se encuentran los altares secundarios dedicados a los padres de Ganesha, Shiva y Parvati, y a su hermano, el dios de la guerra Muruga.

Te puede interesar:

Deja un comentario