Hoteles de lujo en Escocia Una colección de los mejores (y más románticos) hoteles de Escocia.

Hace unos veinte años, un grupo inteligente de hoteleros escoceses se reunieron y tuvieron una idea: en lugar de competir, ¿por qué no nos unimos para ofrecer a los viajeros la mejor experiencia que pueden tener en nuestro país?

En representación de pequeñas posadas y grandes hoteles, reconocidos mundialmente por el golf y otros que merecen la misma fama por su spa, su cocina con estrellas Michelin, su galardonado bar de whisky o una combinación de esos placeres, se lanzó Connoisseurs Scotland.

Hoy, los conocedores de Escocia se componen de hoteles únicos que abarcan todo el país, desde las escarpadas West Highlands y la isla de Skye hasta la aterciopelada costa este donde nació el juego de golf, y hasta Edimburgo y el Canal Norte.

Los magníficos hoteles no son los únicos miembros de Connoisseurs Scotland. El grupo también está formado por la exclusiva Princesa Hébrida , que navega por las costas de Escocia, las Islas del Oeste y del Norte e Irlanda; el extraordinario tren vintage Royal Scotsman , limitado a 36 pasajeros privilegiados; y la compañía de limusinas Little’s Chauffeur Drive, que ofrece chóferes con librea que pueden llevar a las parejas desde el aeropuerto hasta los confines del país en la comodidad de los lujosos vehículos de última generación.

Romántico, sereno y encantador escocés, cada uno de los hoteles tiene una personalidad distinta. Haga una visita virtual a algunos favoritos para comprender los encantos únicos de los conocedores de Escocia.

Edimburgo es la capital de Escocia y su segunda ciudad más grande, con una población de casi medio millón de habitantes.

Viajando a Escocia, su primera parada probablemente será Edimburgo. Es una ciudad antigua y dominada por el castillo de Edimburgo, circa 1130.

Aunque querrás salir al interior, pasa un día o dos explorando sus atracciones. Además del castillo, vale la pena visitar el Palacio Holyroodhouse (una residencia oficial de la familia real) y el Museo Nacional de Escocia, donde la entrada es gratuita.

Asegúrese de ver el Royal Yacht Britannia, que sirvió a la familia Windsor desde 1954 hasta 1997. Fue desmantelado y convertido en una atracción turística. Si no eres supersticioso, echa un vistazo a la desafortunada Suite Honeymoon, donde cuatro matrimonios reales: el Príncipe Carlos y la Princesa Diana, la Princesa Anne y el Capitán Mark Phillips, la Princesa Margarita y Anthony Armstrong-Jones, y Sarah Ferguson y el Príncipe Andrew, todos consumaron sus votos. Aunque el barco sobrevivió a muchas aguas picadas en sus 43 años de servicio, esos matrimonios no.

Sheraton Grand Hotel & Spa, Edimburgo

Un buen lugar para recuperarse de un vuelo largo, el Sheraton es el hotel más grande de Edimburgo y contiene 269 habitaciones.

Uno de los mejores hoteles de Edimburgo y miembro de Connoisseurs Scotland, el Sheraton Grand Hotel atiende tanto a viajeros de negocios como de placer. Es un buen lugar de encuentro. En One Square, el área de restaurante / bar de flujo libre del hotel, los clientes pueden comer dónde, cuándo y lo que quieran.

Sheraton Grand Hotel & Spa se encuentra frente a Usher Hall, el centro cultural de la ciudad. También está a dos cuadras de las tiendas de Princes Street, y alrededor de £ 6 en taxi o 15 minutos a pie del Castillo de Edimburgo en la cabeza de Royal Mile.

One Spa en el Sheraton Grand Hotel

En lo alto de la ciudad, las parejas pueden relajarse, en cualquier clima, en la piscina climatizada del Sheraton Grand Hotel.

Varios hoteles miembros de Connoisseurs Scotland cuentan con spas. El más nuevo y más grande es el One Spa del Sheraton . Con 34,000 pies cuadrados y cuatro pisos, es el spa más grande y completo del país. Ofrece más de una docena de tipos de masajes, así como diversos tratamientos faciales, envolturas corporales, manicuras y pedicuras. Los tratamientos ayurvédicos también están disponibles.

El hotel escocés

Las parejas que aprecian las propiedades históricas encontrarán una percha cómoda en The Scotsman Hotel.

Este emblemático edificio victoriano es la antigua casa del periódico The Scotsman y ha conservado algunos de los ricos detalles del ocupante original, incluidas torretas románticas, techos ornamentados, vidrieras, paredes con paneles de madera y una magnífica escalera de mármol.

The Scotsman contiene 56 habitaciones, y en un guiño a la historia, sus suites llevan el nombre de la jerarquía que dirigía el periódico The Scotsman: Editor, Editor, Director.

Nuestra espaciosa suite del editor, en el quinto piso, daba al edificio del Parlamento escocés, similar a un castillo, y también tenía vistas al Castillo de Edimburgo, Princes Street, Calton Hill y The Firth of Forth.

El Scotsman Spa & Health Club y la piscina cubierta ocupan el sótano, que una vez fue la imprenta de The Scotsman .

Quizás la característica más singular de The Scotsman es su sala de proyección privada, que muestra películas una vez por semana. Es un escenario donde las parejas imaginativas pueden organizar una reunión íntima.

¿Qué es haggis?

Haggis es un alimento tradicional escocés derivado de las entrañas de una oveja.

Los componentes de haggis incluyen el corazón, los pulmones y el hígado de una oveja. Estos se mezclan con especias, cebollas, avena, grasa de cordero, caldo y sal. Este brebaje tentador se introduce en el estómago de una oveja o se encerra en una piel de salchicha y se cuece a fuego lento durante varias horas.

Vista desde la casa de la piscina

Pool House es uno de los hoteles más pequeños que pertenecen a Connoisseurs Scotland, y puede ser el más romántico.

Lapeado por el Océano Atlántico, Pool House fue construido originalmente hace unos 350 años como un pabellón de caza.

Desde entonces, ha sido la casa privada de una pareja enamorada en el siglo XIX (la esposa abandonada se ocupó tallando rosas en la barandilla que conduce a la segunda historia) y un puesto estratégico de alto secreto de la Royal Navy y un precursor de la Royal Air Force durante la Segunda Guerra Mundial.

Hoy es un refugio acogedor y sin niños en la costa occidental de Escocia, dirigido por una encantadora familia dedicada a su placer.

Hacer una reserva

Hora del té en la casa de la piscina

Pool House está decorado con antigüedades auténticas transmitidas por amigos y miembros de la familia de los propietarios.

Es un largo viaje hasta Pool House, pero el viaje bien vale la pena. Al llegar nos recibió Liz Harrison Myles, una de las dos hijas que operan la posada junto con sus padres activos. Liz nos dio una versión en cápsula de la historia de Pool House y un poco de la historia de su familia. «No teníamos un cocinero», nos informó alegremente, «así que nos casamos con uno».

El «cocinero» es John, casado con su hermana, y él es un maestro en eso.

Nuestro almuerzo del mediodía – deliciosos sándwiches de queso y tomate, sándwiches de salmón ahumado y tres tipos de pastel (limón, amapola y zanahoria) más un delicioso pastel de fresas – fue preparado por miembros distantes de la familia.

Esa noche nos reunimos de nuevo en la cabaña de barbacoa hecha en Finlandia de Pool House, donde John preparó vieiras recién hechas del agua (estas tienen las huevas adjuntas), filetes, camarones y una variedad de guarniciones. Se derramó mucho vino, se contaron historias y se escucharon risas, haciendo de Pool House uno de los lugares más cálidos y hospitalarios que tuvimos el placer de visitar.

Hacer una reserva

Durmiendo en la casa de la piscina

La suite de luna de miel cuenta con una cama que es una reproducción de la que Napoleón y Josephine dormían.

Cada una de las suites para huéspedes en Pool House tiene un tema diferente, textiles ricos y detalles antiguos.

No se permiten niños en esta posada romántica, lo que la hace ideal para parejas que desean deleitarse con un momento privado. Si desean mejorarlo con accesorios, Pool House puede suministrar un «Kit de fin de semana travieso» provisto de Love Suds (también conocido como baño de burbujas), una máscara de terciopelo para los ojos, una pluma y otros placeres.

Otras suites temáticas incluyen Titanic y la suite india Fit-for-a-Moghul, que tiene habitaciones conectadas. Brad Pitt dormía en uno. Dormí en el otro. ¿Necesito confirmar que no fue en la misma noche?

Hacer una reserva

Visita el castillo de Inverlochy

Al visitar el castillo de Inverlochy en 1873, la reina Victoria escribió en su diario «Nunca vi un lugar más encantador o más romántico».

Queen Elizabeth and the Duke of Edinburgh slept here. Charlie Chaplin, too. So did Liam Neeson, Sean Connery, J.K. Rowling, and the cast of the Harry Potter movies.

Refined Inverlochy Castle, a member of Relais & Chateaux as well as Connoisseurs Scotland, was built in 1863 as a private home for Lord Abinger on a 500-acre spread in the foothills of Ben Nevis, Scotland’s tallest mountain.

Today it boasts a Michelin-starred restaurant, gracious rooms, a lake, and acres for couples to roam on a romantic stroll.

Bespoke weddings are a specialty here, often capped with a fireworks display over the lake. And should the couple wish the accompaniment of a bag piper, that too can be arranged.

Inverlochy Castle Breakfast

Breakfast is served in Inverlochy Castle’s formal dining room, where large arched windows frame a pastoral view of the highlands, especially romantic at sunset.

Queen’s Bedroom Suite at Inverlochy Castle

The hotel contains 17 bedrooms, each different and each adorned with antiques.

As lovely as an English Rose, the Queen’s Suite is the largest and most lavish at the multi-award-winning Inverlochy Castle. From the four-poster double bed couples can view the picturesque loch beyond the windows.

All bathrooms are clad in marble, with both a tub and a shower. Exquisite Penhaligon shampoo, conditioner, and other amenities from the brand are provided, guaranteeing a sensual experience alone or a deux.

Note: Inverlochy Castle is not handicap-accessible. All bedrooms are located up a carpeted staircase.

Whisky Sommelier at Inverlochy Castle

Inverlochy Castle offers a wide array of single-malt Scotch whisky and guests can savor several varieties in a tasting class.

Do you prefer yours peaty-smoky, spicy-peppery, fruity-woody, light-flowery, or salty and sweet? There’s a single malt for every Scotch drinker’s taste.

Inverlochy Castle features a trolley laden with aged brown goods from the country’s finest distilleries and helps guests identify ones that particularly appeal to their taste buds.

Driving through the Scottish Countryside

Driving through Scotland, where there are more sheep than people and the lochs and mountains form ever-changing, breathtaking views is one of life’s pleasures.

If driving on the left side of the road seems a bit daunting and you’d prefer to sit back in comfort and take in the beauty of the passing scenery, consider reserving a car and driver from Little’s Chauffeur Drive.

The company, which has been in business since 1966 and is a mobile member of Connoisseurs Scotland, provides professional drivers and can design a customized Scotland itinerary that leads to unforgettable places and experiences.

Focus on castles and lochs if you wish on your honeymoon or vacation… or perhaps romantic settings and gourmet cuisine at Michelin-starred restaurants. Perhaps history and gardens entrance you, or spending time at a spa and golf resort in the country that invented the game. And leave time to explore the cultural treasures of Edinburgh and Glasgow.

If you arrange airport pickup from Little’s Chauffeur Drive, your driver will be waiting for you outside the baggage claim area. You’ll recognize him because he’ll be dressed in chauffeur’s livery and holding a sign with your name on it.

The burgundy-colored fleet consists of current Jaguars, Volvos, Mercedes E and S classes, one circa-1933 Rolls-Royce and two late-model vehicles that bear the flying lady hood ornament.

Couples planning on visiting additional countries during their stay can take advantage of Little’s international division, which secures cars and drivers for customers outside of Scotland.

As is common in the travel industry, the writer was provided with complimentary transportation, accommodation and meals for the purpose of reviewing those services. While it has not influenced this review, About.com believes in full disclosure of all potential conflicts of interest. For more information, see our ethics policy .

Welcome to Kinloch Lodge

Kinloch Lodge is located at the southern end of Isle of Skye, a short drive from the bridge that connects it to the mainland.

Kinloch Lodge, which has stood for more than 300 years, is the ancestral home of the MacDonald clan.

Originally a hunting lodge, Kinloch was converted to an inn in 1972 by the clan’s High Chief Lord Geoffrey Macdonald and his wife, Lady Claire Macdonald. Today their daughter, Isabella, runs the property with her husband and several helpers.

A second, recently built house footsteps away from the original property brings the number of bedrooms to ten. Inside the building there’s a room for facials and massages, a large, comfortable, and light-filled drawing room with wi-fi, and a demonstration kitchen where Lady Macdonald performs a few times a year.

Make a Reservation

Kinloch Lodge Cuisine

Thanks to the efforts of Lady Claire Macdonald, Kinloch Lodge earned a Michelin star.

The doyenne of Scottish cookery, Lady Claire Macdonald no longer runs Kinloch Lodge on a daily basis. After winning a Michelin star, she turned the kitchen over to Marcello Tully, who has maintained the high standards and the star. His creative and tasty meals are produced using fresh local produce and shellfish, game, and poultry from the hills and waters of Skye.

The walls in the fine dining room are covered with portraits of Macdonald family ancestors. Tables are sheathed in crisp white linen and hold gleaming china, glasses, and silverware.

The Lodge’s restaurant is also known for its wine offerings. For a special occasion, opt for the seven-course tasting menu, enhanced with wine flights. As each course is delivered, twin glasses of wine compatible with the dish and selected by the knowledgeable sommelier are set before each diner to leisurely compare.

Lady Macdonald’s hand is still evident on the property. Kinloch Lodge features a large, modern, well-lit kitchen where her cooking show is recorded. In addition, the Lodge contains a small shop that sells a selection of kitchen gadgets she recommends along with her best-selling cookbooks.

Make a Reservation

The Torridon

Every traveler has a favorite place, and on my journeys through Scotland The Torridon is the one I most hope to visit again.

Junto a un lago y enmarcado por montañas nevadas, The Torridon se encuentra en un lugar mágico en las Tierras Altas del Oeste de Escocia.

Cálida hospitalidad genuina; dormitorios modernos y bellamente diseñados; uno de los bares de whisky más extensos de toda Escocia; comida bien preparada; y una impresionante selección de actividades al aire libre aventureras hacen de este miembro de Connoisseurs Scotland un destino excelente para una boda, luna de miel o una escapada romántica.

Descubre más sobre el Torridon

Te puede interesar:

Deja un comentario